Skip navigation

Sienna Miller, Nicole Kidman, Cameron Díaz o Jennifer Aniston – entre muchas otras actrices de Hollywood- son para cientos de mujeres referentes de moda. Las revistas continuamente aconsejan cómo conseguir el estilo de una o de otra, cómo imitar sus cortes de pelo, la forma en que se visten o maquillan. Y hay quienes no escatiman tiempo ni dinero en conseguir el look de su estrella favorita. Pero aunque es innegable que muchas actrices actuales marcan tendencia mucho tienen para envidiarle  a las que alguna vez fueron los verdaderos iconos de moda de Hollywood: las divas de 1930.

Nunca como en los años treinta la gran pantalla tuvo tanta influencia sobre el mundo de la moda. El cine hizo de actrices como Jean Harlow, Marlene Dietrich, Greta Garbo o Rita Hayworth verdaderos iconos de estilo, divas con una belleza inigualable que todas las mujeres intentaban imitar. Más que en cualquier otra época la gran fábrica de estrellas californiana era quien marcaba tendencias. Y no solo imponía una forma de vestir: cómo peinarse, cómo maquillarse, qué accesorios usar y cómo lucir físicamente completaban el look que se difundía desde Hollywood.

Las reglas eran muy precisas: La mujer debía ser delgada, femenina y con un aspecto muy natural (aunque los diseñadores, peluqueros y maquilladores pasaban horas convirtiendo a las actrices en verdaderas Helenas de Troya); el cabello debía llevarse con ondas y de color rubio platinado; la piel debía lucir radiante, las cejas bien definidas con lápiz y para las pestañas, si era necesario, se usaban postizas. De pies a cabeza las estrellas emanaban glamour, sofisticación y mucha sensualidad.

Un párrafo aparte merece la vestimenta ya que una nueva prenda hizo historia en la década de los 30: El vestido blanco. Su creadora fue Coco Chanel quien en 1931 diseñó una serie de vestidos blancos de noche que no tardaron en llamar la atención de Hollywood y llegar a la pantalla grande. Tampoco pasó mucho tiempo en que el público masivo femenino corriera a las tiendas a hacerse de esa nuevo atuendo de moda. En 1932 los almacenes Macy’s de Nueva York vendieron en pocos días 500.000 vestidos blancos de los que vistió la actriz Joan Crawford en la película Letty Lynton de ese mismo año. Y con igual rapidez las mujeres se dirigieron a comprar los cosméticos Max Factor para imitar a la perfección a sus estrellas favoritas.

El vestido blanco, que se convirtió en la prenda por excelencia del cine de los 30, era largo y resaltaba al máximo la figura de cada artista. El secreto: la tela se cortaba al bies (en diagonal), técnica que destacaba las curvas femeninas -pechos, cintura, caderas- y generaba la sensación de que el vestido envolvía a la perfección la silueta. Además, como no llevaba cierres, la mayoría tenía grandes escotes en la espalda para que fuese posible ponérselos. La tela del momento era el satén de color blanco, perla o champán y no por casualidad sino porque ese material y en esos tonos permitía que las luces se reflejaran en el vestido dando la sensación de que las estrellas brillaban en cada aparición.

Así lucían las divas del séptimo arte…

Joan Crawford

Joan Crawford

Jean Harlow

Jean Harlow

Rita Hayworth

Rita Hayworth

Veronica Lake

Veronica Lake

Lograr este look no era una tarea sencilla. Los estudios cinematográficos como Metro Golden Mayer, Paramount Pictures o Warner Brothers tenían sus propios diseñadores, peluqueros y maquilladores que hacían realidad la imagen inigualablemente bella, sensual y elegante de las divas del cine. Su trabajo era realzar al máximo las cualidades físicas de las actrices del momento y lo lograban. Estos expertos consiguieron como verdaderos artistas recrear un estilo que hacía brillar como nunca a las actrices del séptimo arte. Las estrellas iluminaban la pantalla con su belleza perfecta, perfección que las separaba del resto de los mortales y las convertía en iconos de admiración. El estilo Hollywood consiguió inmortalizar a un grupo de actrices que serán recordadas por siempre como las verdaderas divas de la gran pantalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: